Pandemia de coronavirus

COVID-19, la pandemia de coronavirus, pone en peligro a todos en el planeta, incluidos los refugiados y otras personas desplazadas por los conflictos o las persecuciones.

ACNUR está intensificando los servicios de salud, agua, saneamiento e higiene para proteger a los refugiados y las personas desplazadas. Estamos trabajando con los gobiernos, que lideran la respuesta al coronavirus, para garantizar que las personas obligadas a huir se incluyan en los planes de preparación y respuesta.

Dona ahora

216 países, áreas y territorios 

afectados por COVID-19 en todo el mundo


134 países de acogida de refugiados

informan transmisión local de COVID-19


79,5 millones de personas

desplazadas por la fuerza alrededor del mundo


última actualización 14 de agosto de 2020

"Si alguna vez hemos necesitado recordar que vivimos en un mundo interconectado, el nuevo coronavirus lo ha hecho".

Estas palabras, pronunciadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, expresan lo que el mundo ha estado experimentando en los últimos meses: que la enfermedad del coronavirus, conocida como COVID-19, no conoce fronteras ni barreras idiomáticas. Amenaza a todos en este planeta, incluidos los refugiados y otras personas desplazadas.

Y solo se puede abordar si todos, como una comunidad global, trabajamos juntos y demostramos solidaridad. Porque lo que este brote mundial de coronavirus ha demostrado sin lugar a dudas es que la salud de cada persona está vinculada a la salud de los miembros más marginados y vulnerables de una sociedad. Y estos miembros a menudo incluyen a refugiados, apátridas y desplazados internos.

?Cómo ayuda ACNUR a las personas refugiadas y a desplazadas internas en la lucha contra el coronavirus?

Hemos ampliado nuestro trabajo para mantener a salvo a las personas refugiadas y desplazadas internas respondiendo al coronavirus con un apoyo que salva vidas, que incluye agua, atención médica y materiales de higiene. Ayudamos a controlar la propagación de la pandemia y tomamos medidas para limitar las infecciones. Siempre que sea posible, fomentamos la salud pública y la higiene en áreas que albergan a personas desplazadas, incluyendo el transporte aéreo de suministros de emergencia y el establecimiento de unidades de aislamiento.

Apoyamos los esfuerzos de comunicación a través de redes comunitarias existentes y nuevas y ofrecemos orientación e información sobre medidas de prevención, tales como lavado de manos, distanciamiento social, aislamiento de personas infectadas y dónde acceder a los servicios de atención médica. También estamos distribuyendo material de albergue y artículos básicos de ayuda y estamos ampliando la asistencia en efectivo para ayudar a mitigar el impacto socioeconómico negativo del brote de coronavirus. Tratamos de garantizar que se respeten los derechos y la protección de las personas desplazadas por la fuerza, incluido el derecho a solicitar asilo a pesar del cierre de fronteras. Trabajamos con socios en el terreno para ofrecer asesoramiento psicosocial, así como medidas para prevenir y responder a la violencia sexual y de género.

  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR
  • La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020).
    La respuesta de ACNUR en el mundo ante la emergencia por COVID-19 (mayo de 2020). © ACNUR

Pero las necesidades están creciendo y no podemos hacerlo solos

ACNUR está buscando 255 millones de dólares (USD) para ayudar a los principales países que albergan grandes poblaciones de refugiados a prevenir y responder al coronavirus. "La peor de las crisis requiere lo mejor de la humanidad", declaró el Alto Comisionado. "Ahora es el momento de actuar. Podemos evitar que la enfermedad se propague. Con su apoyo, podemos salvar vidas”.

Apoya nuestro trabajo ahora

?Cómo afecta el brote de coronavirus a los refugiados?

Los refugiados y otras personas desplazadas son parte de los miembros más marginados y vulnerables de la sociedad. Están particularmente en riesgo durante este brote de COVID-19 porque a menudo tienen acceso limitado al agua, los sistemas de saneamiento y las instalaciones de salud.

Más del 80 por ciento de los refugiados del mundo y casi todos los desplazados internos del mundo están alojados en países de bajos y medianos ingresos. Con frecuencia se enfrentan a desafíos y vulnerabilidades específicos que deben tenerse en cuenta en las operaciones de preparación y respuesta de COVID-19. Mantener a los más vulnerables a salvo significa mantener a todos a salvo.

Actualizaciones sobre coronavirus