5 formas de apoyar a las personas refugiadas durante la crisis del coronavirus

En el almacén central del ACNUR en Nowshera, Pakistán, los trabajadores cargan un camión para enviar artículos de socorro durante la respuesta al coronavirus.  © ACNUR

El coronavirus ha cambiado nuestras vidas. Tememos por nuestros seres queridos. Vivimos aislados de amigos y familiares. Algunos de nosotros estamos de luto por personas que hemos perdido por la enfermedad. Sin embargo, las historias de esperanza, resiliencia y expresiones de gratitud en todo el mundo nos recuerdan que no estamos solos.

Muchos refugiados saben lo que es sentirse aislado, desconectado de las redes de apoyo y temeroso por el futuro. Durante esta crisis, hemos visto innumerables ejemplos de cómo están retribuyendo a las comunidades que los han acogido: cocinando comidas para los trabajadores de atención médica de primera línea, comprando alimentos para personas mayores e inmunodeprimidas, donando suministros y ofreciendo sus habilidades como médicos, enfermeros y científicos.

Queremos que los refugiados sepan que estamos con ellos durante esta crisis. Aquí hay cinco formas en las que también puedes mostrar solidaridad con las personas refugiadas en este momento.

1. únete a un intercambio cultural o de idiomas en línea con personas refugiados

Los refugiados son expertos en idiomas, son artistas, músicos, maestros, médicos, enfermeros y tiene otra diversidad de talentos y habilidades. Los intercambios culturales en línea brindan una oportunidad para que quienes se vieron obligados a huir de la guerra o la persecución compartan sus habilidades y talentos desde su hogar con su nueva comunidad. Las personas atrapadas en casa que buscan aprender nuevos idiomas, cocinar nuevas cocinas o dominar nuevos pasatiempos pueden encontrar clases y tutoriales en línea. Como un gran ejemplo, echa un vistazo a NaTakallam, que proporciona ingresos a los refugiados y permite a las personas de todo el mundo aprender idiomas extranjeros.

NaTakallam conecta a estudiantes de idiomas con refugiados de Medio Oriente, América Latina y áfrica francófona para practicas conversacionales a través de Skype. También ofrecen servicios de traducción y transcripción.

 

La Latin Vox Machine es un proyecto sinfónico que nació con el fin de reunificar la diáspora de músicos venezolanos en Argentina. Actualmente reúne a profesionales de distintas nacionalidades y disciplinas artísticas. 

 

2. Ayuda a ense?arles a los ni?os y ni?as sobre la experiencia de las personas refugiadas, y aprende junto a ellos

ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ofrece un conjunto de herramientas para ayudar a los educadores, padres y otros a ense?ar a los estudiantes de primaria y secundaria sobre las personas refugiadas, solicitantes de asilo, migrantes y apátridas. El kit proporciona videos, actividades y planes de lecciones para ayudar a los ni?os y ni?as a aprender por qué las personas huyen de sus hogares, por qué es importante tratar a todos con amabilidad, dignidad y hechos sobre las personas desplazadas en todo el mundo. Los materiales se dividen en secciones apropiadas para la edad y ofrecen instrucciones paso a paso para las lecciones. El kit de es gratuito.

Jacques, un refugiado de 8 a?os de Burundi, lee un libro en el campamento de refugiados de Lusenda, Kivu del Sur, República Democrática del Congo.  © ACNUR/Colin Delfosse

3. Apoya a las empresas propiedad de refugiados (o a las que apoyan a los refugiados)

Los empresarios due?os de negocios refugiados ayudan a sus economías locales a prosperar. Cuando compres en línea desde tu casa, piensa en comprar en tiendas de personas refugiadas o gestionadas por personas refugiadas. Si tienes una tienda en línea, piensa en el abastecimiento de artesanos refugiados.

La Colección Made51, una iniciativa respaldada por ACNUR, trae la tradición artesanal, las habilidades y la artesanía de los productos fabricados por los refugiados al mercado global. Los compradores pueden contactar al ACNUR para obtener más información sobre el abastecimiento.  © ACNUR/Violaine Martin

En Brasil, los empresarios refugiados dedicados al campo gastronómico han variado sus estratégias, incluyendo entregas exprés, una mayor presencia en las redes sociales e incluso entregas gratuitas de alimentos para las personas mayores, durante la crisis del COVID-19.

 

4. Comienza un club de lectura virtual que incluya libros de autores de refugiados o comparte libros sobre la experiencia de los refugiados con lectores más jóvenes.

Esta lista de libros del ACNUR y la Biblioteca Pública de Nueva York refleja las contribuciones de diversos escritores, que también son refugiados o hijos de familias desplazadas por la fuerza. Estos seis títulos escritos en Canadá presentan a los lectores más jóvenes la capacidad de recuperación de los ni?os refugiados.

Las refugiadas sirias Ariam, a la izquierda, y Amneh, a la derecha, leen juntas un libro en la biblioteca del campamento de refugiados de Za'atari en Jordania.  © ACNUR/David Azia

La exitosa escritora Isabel Allende, ex refugiada chilena, cuenta en su nueva novela la historia de Víctor, quien se vio obligado a huir de la guerra civil espa?ola hacia Francia.  

 

5. Dona

Entendemos que en estos tiempos inciertos, cuidar de tu propia familia y amigos es lo primero. Pero si tienes algo más que dar, recuerda que la guerra y la persecución no se detienen, incluso durante las pandemias. ACNUR continúa brindando ayuda para salvar las vidas de los refugiados que huyen de la violencia y el conflicto, al tiempo que trabaja para combatir la propagación de Covid-19. Estamos capacitando a trabajadores de la salud, proporcionando suministros de higiene, como jabón y toallas de papel, y brindando apoyo a los servicios nacionales de salud. Tu donación ayudará a apoyar estos esfuerzos.

Una portavoz del ACNUR con estudiantes de la Escuela Asma para Ni?as en Sana'a, Yemen. Tu donación nos permitirá continuar entregando ayuda para salvar vidas en todo el mundo.  © ACNUR

Este artículo se publicó en su versión original en inglés en Medium.