Desde la década de 1990, cada vez estamos más comprometidos con la protección del medio ambiente, así como con los desafíos medio ambientales relacionados con la acogida de un gran número de personas en peque?as áreas. Durante las dos últimas décadas, hemos establecido programas e iniciativas para mejorar el manejo sostenible del medio ambiente, con el objetivo de reducir la degradación ambiental y mejorar los recursos disponibles para las personas desplazadas y las comunidades de acogida.

Los desastres y el cambio climático son una preocupación creciente. Desde 2009, se estima que una persona ha sido desplazada por un desastre cada segundo, con un promedio de 22,5 millones de personas desplazadas por el clima o por eventos relacionados con el clima desde 2008 (IDMC 2015). El Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático, el consejo asesor científico de la ONU, proyecta un aumento en el número de desplazados a lo largo de este siglo. La mayoría de las personas de interés del ACNUR se concentran en las zonas más vulnerables del mundo. El cambio climático llevará a las personas a una mayor pobreza y desplazamiento, lo que exacerbará los factores que conducen al conflicto, haciendo que las necesidades y respuestas humanitarias en tales situaciones sean aún más complejas.

Estamos profundamente preocupados por los enormes desafíos de protección planteados por los desastres y los desplazamientos relacionados con el clima, y trabajamos con otras agencias y una variedad de socios para proteger a las personas en riesgo.